India
Situación y Geográfica de la India
La India ofrece un diverso y exuberante patrimonio natural que aunque ha sufrido la depredación indiscriminada del hombre, aún permite contemplar un espectáculo único.
Himalaya
Esta mítica cadena montañosa esta formada por alineaciones paralelas y dispuestas en arco que se extiende a lo largo de 3.000 km con una altura media de 6.000 m (siendo el K2 la cota más alta con sus 8.611 m), convirtiéndose en una barrera natural prácticamente infranqueable. La cadena del Himalaya encierra tesoros ecológicos escondidos tras las extremas temperaturas. A medida que se asciende se descubren los bosques de caducos monzónicos, rododendros, musgos, líquenes, helechos, orquídeas, pinos indios, cipreses, cedros y alerces. En estos bosques abundan mitos de cabeza roja, rabilargos de pico rojo, tragopanes, quebrantahuesos y minivetes rojos. También se pueden ver osos negros tibetanos, ardillas voladoras, nutrias, martas de garganta amarilla y comadreja listadas. Los rebaños de cabras y ovejas salvajes son seguidos de cerca por la pantera de las nieves y con un poco de suerte también se puede contemplar el panda menor, conocido como oso gato.
Ríos e Islas
La red fluvial de la India cuenta con dos grandes conjuntos: en la zona septentrional destacan el Ganges y sus afluentes (el Brahmaputra, el Yamuna, el Gogra, etc) y el Indo con los ríos de su cuenca, el Jhelum, el Chenab y el Sutej. En el sur peninsular fluyen el Narmada y el Taptí en la zona del Mar Arábigo y el Mahanadi, Godavari, Krishna y Cauvery, en la del Golfo de Bengala. Además de su territorio continental, forman parte de la India las islas Minicoy y el grupo de las Laquedivas en el Mar Arábigo, así como los archipiélagos de las Adamán y de Nicobar en el Golfo de Bengala.
Jungla
Sin embargo, el paisaje más célebre de la India es la jungla, terreno donde el tigre es el rey. Sin embargo, en el país también se puede encontrar sabana arbolada, desiertos y estepas. Los bosques se han visto seriamente diezmados y los animales han corrido un serio peligro de extinción, pero la política de protección puesta en marcha en los años setenta, ha permitido conservar buena parte de ellos.
Bosques Secos
De las zonas más secas a las más húmedas se pueden encontrar bosques secos en los que predominan las acacias, mangos, higueras, palmeras, teaks y bosques húmedos ricos en  bambú. Estos parajes son el entorno habitual de cérvidos como el antílope indio, las barasingas, los chitales o los muntjacs. También se pueden ver gaures (bóvidos salvajes parecidos a los bisontes), jabalíes, elefantes, rinocerontes indios, langures, macacos, leopardos, panteras negras, leones asiáticos, panteras nebulosas, osos bezudos, cobras, mangostas, gaviales, y delfines del Ganges. Las aves están representadas por las cornejas, estorninos, buitres, alimoches, milanos negros, papagayos, bulbules, pinzones grandes, drongos negros, grullas antígonas, pelícanos, garcetas, cotorritas de Kramer, avefrías, cormoranes pigmeos, búhos pescadores, águilas crestilargas y muchas más.